escuchapost

No han sido ni dos, ni tres, ni cuatro…las personas o alumnos de mis cursos de locución, que en los últimos tiempos, iniciándose en el mundo de la locución, de forma semi profesional, me han hecho mil preguntas…¿qué tono usarías para esta locu? ¿coloco la voz aquí o allá? ¿voy bien… o pasado de actitud? ¿y el aire? (dichoso aire)… ¿sonrío más o menos?…y ya lo último…mi cliente no sabe qué quiere…mi cliente no me contesta los mails… y así un largo etcétera de dudas que a uno le invaden cuando tiene este tipo de cuestiones rondándole la cabeza.
El hecho de que podamos dedicarnos al mundo de la locución online, a día de hoy, ha quitado intermediarios y democratizado el proceso de una manera salvaje. Eso es bueno, muy bueno, pero también malo, quizá algo malo. En esta operación, tenemos visibilidad locutores que no residimos en ciudades como Madrid o Barcelona, se ha descentralizado, podemos aplicar tarifas más ajustadas a los clientes, disponemos de estudio propio con un equipo profesional, y no hay convocatorias y/o estudios de grabación de por medio, por lo que a la locución profesional, han podido acceder muchos clientes que hasta hace pocas fechas no habrían sabido ni por dónde empezar. ¿Hay algo malo?, no sé si malo, pero sí especial…ahora, en esta situación, son muchas las veces que no trabajamos con productoras, agencias de publi o comunicación, estudios de grabación, etc. Si no que nos enfrentamos al… “cliente final”. ¡Sólo de pronunciarlo me recorre un escalofrío por todo el cuerpo!. Y es que, he coincidido con muchos “clientes finales” que me han sorprendido por su conocimiento de nuestro mundo, o por lo claras que tenían las ideas…pero por desgracia, en la mayoría de los casos, no es así. Y aquí nos invaden las dudas..tu cliente no sabe qué quiere, cómo lo quiere, cuándo debe quererlo…y tú, si no estás muy ducho en esta materia, te vas a volver loco literalmente. He aquí una pequeña guía (no me gusta dar consejos), de qué hago yo ante ciertas situaciónes que se me presentan con este tipo de clientes, y me refiero a los que no saben qué quieren…

1. Lo básico: pregunta, pregunta, vuelve a preguntar…y si no sabes, ¡¡¡pregunta!!!; no tengas miedo a preguntar, eso sí, intenta estudiar y analizar todas tus dudas para plasmarlas juntas…hacerlo así te hace parecer pulcro y profesional, no un iletrado. Por favor, ¡evita mandar 12 mails con dudas! ¡aglutina!.

2. Has preguntado ya, pero tu cliente no conoce términos o expresiones que le mencionas como: colocar la voz, sonrisa, ritmo…te parecerá una tontería pero muchos de estos términos aplicados a la locución, si no estás familiarizado con ellos, pueden inducir a error. Háblale de si quiere una voz de cierto tipo de edad…madura…si quiere una locución dinámica y enérgica o templada y pausada. Un tono serio o por contra amable y cercano…

pregunta siempre tus dudas

3. Tu cliente quiere que lo hagas como en una demo que le has mostrado y tú sabes que eso no pega ni con cola y que, además, no le va a gustar…eso me ha pasado y me sigue pasando mucho. Les impacta una demo tuya por el motivo que fuere y quieren esa voz en su vídeo, cuña, spot, etc. Tú sabes que eso es agua y aceite, por la temática, el ritmo, la música, etc. Házselo ver de la mejor forma posible, e incluso, grábale una mini demo antes para que se haga a la idea, si no tendrás que repetir todo de nuevo y, claro, si estás empezando o no dejaste claro que las grabaciones de repetición por su parte se cobran, puedes tener un problemilla.

4. No contesta tu mail y se acerca la fecha prevista de entrega; prueba a localizarle por teléfono, o en su defecto, avísale de que mientras no solvente tus dudas, no podrás grabarle nada…¡así de fácil!. ¡Da valor a tu trabajo!.

Se me vienen muchas más cosas a la cabeza…dudas, problemas a los que nos enfrentamos…pero la idea es que esto sea entretenido. ¿Tienes alguna duda que no está aquí reflejada? ¿Te ha pasado algo parecido? Pues comenta y seguiremos ampliando en futuros post toda esta temática tan interesante. Y ya sabes, si te ha gustado lo que has escuchado o leído: comenta o comparte, nunca sabrás a quién puede resultarle útil. 😉




Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies